Las redes sociales están arruinando tu vida y no te das cuenta

Actualizado: 26 de ene de 2019



Vivimos en un mundo de constantes cambios, un mundo en el que si no te adaptas te quedas atrás. Cada año parece que hay ciertas novedades que se propagan rápidamente y sin darnos cuenta ya estamos sumergidos en ellas.

Volviendo la vista atrás, recuerdo la primera red social de la que forme parte, creo sino recuerdo mal fue "Fotolog". Madre mía dios sabe que habrá sido de ella...

Hablando de Fotolog me vienen recuerdos de mi adolescencia, tratando de encajar y formar parte de la tendencia "emo", subiendo fotos con los ojos pintados y un gran flequillo.

Mi madre estaba muy asustada, ella no lo entendía muy bien. Pero mas allá de la estética yo creo que todos tenemos ese deseo o anhelo de pertenecer, de formar parte de un grupo y así sentirse completo, y mas aún cuando uno tiene 16 años.


Después de Fotolog, se me pasó la tontería de los emo y vino "Tuenti", esta versión de Facebook española, que tuvo su momento de éxito. Yo recuerdo como me introduje en esta red social.

Estaba en el patio del colegio hablaban de Tuenti y pregunté ¿que es esto?, y se sorprendían diciéndome ¿no lo conoces?.

Y bueno, poco tarde en hacerme un perfil y sumarme al carro.

Después vino Tumblr, Twitter, Snapchat, y una larga e interminable lista.

¡Waw!, parece que descubrieron la gallina de los huevos de oro de la que todos quieren sacar tajo.


En este post me quiero centrar en la red social que mas tirón tiene ahora mismo "Instagram". Desde que Instagram empezó en el mercado ha tenido una evolución tremenda, en sus principios recuerdo que la gente no se lo tomaba muy en serio pero a día de hoy todo esto ha cambiado y es que hay un negocio grandísimo detrás.

Vemos imágenes de gente que venden un estilo de vida en el que todo es idílico y estupendo, rodeados de los lugares mas exóticos y remotos del planeta.

Parajes de ensueño, ropa exclusiva, hay para todos los gustos...

Pero hay algo que todos comparten y es que nuca publican lo que hay detrás de esas fotos.


No enseñan como las hicieron, como se vive de verdad en ese lugar, de que trabajan, porque ¿de algo tendrán que trabajar?, no van a vivir del aire...

Esto para mi tiene varios problemas:


-lo primero: no vemos la realidad, de hecho vemos lo que nos venden, pero lo cierto es que quizás para acceder a esa playa tuvieron que pasar por unas chabolas o quizás la playa esta llena de basura o tal vez la vida allí no es tan maravillosa como parece.


-lo segundo: te da la sensación comparando tu vida con la de ellos, que tu vida apesta, que tu vida no es tan guay o emocionante porque para que lo sea tienes que viajar 18H en un avión e irte a la conchinchina.


Hace muchos años, nuestros abuelos viajaban por España y había gente que nunca salia de España y no por eso sus vidas eran peores. Tampoco me malinterpretéis, me encanta viajar, pero estamos llegando a un punto.

Sobretodo esa presión que tenemos por parte de las redes, nuestro entorno y no todo el mundo puede permitirse un viaje así.

Y también es que dejamos de valorar lo que tenemos aquí,cerca de nosotros.

Hay gente que ha ido a Tailandia y no se ha ido de excursión por su propia tierra.

Y para disfrutar de una buena escapada no hace falta que te vayas al culo del mundo.


Otro punto del que quería hablar es que estamos muy conectados a los móviles.

Ya no los usamos para mirar nada en concreto, bueno a veces sí pero la mayoría de las veces estamos esperando a ver algo, un like, un mensaje, un comentario o a veces ni eso. Lo abrimos y miramos sin mirar nada en concreto, simplemente arrastrando la pantalla como zombis.

Nos hemos vuelto como zombis, vamos por la calle y miramos el móvil mil veces al día y esto hace que nos estamos perdiendo la vida.

Ya no te digo de ponerte a hablar en el metro con un desconocido porque incluso sin móvil no lo haríamos siendo sinceros.

Pero aprovechar ese rato para conectar con tu respiración, con tus sentidos.

El famoso "mindfullness". Tener la atención en el momento presente, permitiéndote estar mas partícipe en tu propia vida y no intentar huir de este presente, divagando entre el pasado y el futuro o mirando las redes sociales.

¡Pruébalo!, no tienes nada que perder.

Esta claro que al principio puede que te cueste mas de lo normal pero con la práctica se hizo el maestro.


Tras incorporar este nuevo habito podrás observar cosas que antes pasaban desapercibidos, olores y colores nuevos, sonidos nuevos. En definitiva un mundo que antes estaba oculto por todo ese ruido mental, con esta nueva practica notareis mucha mas paz.

Si cuando practicas sientes que te vienen muchos pensamientos, es normal, ya estaban ahí antes, solo que no estabas tan presente como para darte cuenta. Déjalos estar, sitúate como observador y no te enredes con tus pensamientos ¡solo observa!

Para concluir

Me gustaría decir que la cosa no esta perdida, si de verdad queremos cambiar, tenemos que hacer un esfuerzo por no mirar tanto las redes sociales, te dejo aquí una lista de tips:


  1. salirse de los grupos de WhatsApp o silenciarlos

  2. cierra las redes sociales que consideres prescindibles que apenas uses o salte por un tiempo y prueba la vida sin redes sociales

  3. limítate a ti mismo el numero de veces que miras el móvil al día

  4. en el metro no mires tu teléfono, sustitúyelo por un libro

  5. cuando quedes con alguien no mires tu teléfono, céntrate en la conversación, tu amigo lo notará y lo apreciará

  6. atrévete a salir de vez en cuando sin móvil, aunque sea para sacar la basura

  7. vive sin datos, recuerda si es urgente te llamarán

  8. pon el móvil en modo avión varios momentos de tu día

  9. sustituye estos ratos libres sin móvil para aprender un nuevo idioma, ponerte en forma o leer un nuevo libro

  10. agradece todos esos momentos que decides no mirar el teléfono y agradece todos los pequeños pasos que estas dando para desconectarte del teléfono y conectarte con la vida


¡Muchas gracias por llegar hasta aquí! , espero que os haya ayudado mucho y recordar ponerlo en práctica, es lo mas efectivo que hay, la práctica.


Y compartirlo con alguien que creáis que le puede ayudar, ¡Un abrazo!.

48 vistas1 comentario
© 2020 Serafin Marti . Yoga flow . serafmax@hotmail.com