Cuando éramos niños

Actualizado: 26 de ene de 2019



Volviendo atrás en el tiempo, eramos seres que todavía no habían aprendido todas esas falsas creencias que tenemos hoy en día y andaban libremente por la vida disfrutando de cada instante, viendo magia en cosas las cosas pequeñas como saltar en un charco después de un día de lluvia o jugar en el suelo del salón encima de una manta pretendiendo que esa manta es tu barco y el suelo es agua.


Curiosamente no se porque siempre me acuerdo de estos pequeños detalles y las cosas mas importantes o grandes no las recuerdo tanto...


Cuando eramos niños nos relacionábamos desde la autenticidad, no nos importaba la raza, apariencia física o dinero que tuvieras.

Tampoco pretendíamos agradar, agradábamos des-interesadamente, con nuestro propio encanto y autenticidad.

Conforme vamos creciendo vamos aprendiendo en la escuela cosas tales como que si sacas un 10 en matemáticas eres listo y si sacas un 4 eres tonto y no tendrás futuro.


Empezamos a aprender miedos y creencias limitantes como que bachiller de ciencias tiene salida y bachiller artístico no las tiene.

En el patio del colegio aprendes que hay ciertas personas que tienes que tratar con desprecio o indiferencia porque alguien decidió que no soy guays y otros que tienes que intentar agradar o respetar porque si son guays.

Es increíble porque ahora que me fijo hacemos lo mismo en nuestra sociedad de adultos, con los vagabundos por ejemplo.

Digamos que el patio del recreo es un reflejo de lo que esta pasando ahí afuera

En la vida adulta, hay peleas racistas, niños separados en grupos por como visten o intereses, niños que copian a las masas para no ser excluidos y así poder encajar despojándose de su autenticidad.


Yo como niño era muy seguro, creativo y feliz, pero tras sufrir bullying perdí mucha seguridad en mi mismo. Pero a día de hoy he de decir que cada vez recupero mas la autoestima y me empodero mas y mas. con este mensaje quiero decirte que hay que soltar el pasado, esa mochila de malos recuerdos que van dictando a cada paso quien fuimos y quien seremos, y si no la sueltas, seguirás siendo esa victima del cole que fue maltratada.


Cada día es una nueva oportunidad para volver a empezar y crear esa vida que siempre has soñado donde la gente te respeta y te valora pero primero tienes que respetarte y valorarte a ti mismo.

Pero para cambiar hay que salir de nuestra zona de confort y atreverse a hacer cosas que jamas antes habías hecho, recuerda si quieres resultados diferentes no puedes hacer lo que llevas toda tu vida haciendo.


Para concluir con este artículo voy a darte unos tips para que recuperes esa autenticidad y esencia que tenías de muy pequeño y se fue perdiendo por el camino:


Conócete


No puedes ser autentico si primero no conoces tus valores; ¿que te gusta?, ¿que te mueve?. Por ello te recomiendo que pases tiempo a solas, es donde mejor se conoce uno. Tener un cuaderno donde apuntar lo que se te venga a la cabeza, es lo mejor, al principio el cuaderno se te hará como un enorme vacío en blanco donde no sabes que poner pero en cuanto le coges el gustillo las palabras fluyen y descubrirás cosas de ti que de otra manera no hubieras imaginado.


Agradece


Mira a tu alrededor y deja de centrarte en tus problemas y observa la grandeza de la vida, el maravilloso cielo azul, los pájaros formando una "V "dirigiéndose al horizonte, el color de las hojas, tu propio cuerpo. Es increíble que tengamos la capacidad de ver, oír, sentir, caminar y muchas de las cosas que tu cuerpo hace sin que tu te des cuenta como hacer tu pelo o uñas crecer o bombear el corazón, ¡agradece todo eso y mas!, la vida es abundancia.


No juzgar


Esta claro que este es un punto difícil pero ¿sabías que la manera que juzgas a los demás es un reflejo de como te juzgas a ti mismo?. Es importante porque tendemos a hacernos las victimas, siempre el malo es el otro y reconocer que nosotros tenemos la responsabilidad de elegir como tomarnos las cosas es importante. Tendemos a juzgar todo como bueno y malo y lo cierto es que eso son solo etiquetas a circunstancias que son como son y al dejar de juzgar esas circunstancias pierden peso.


Ámate


Nos lo han dicho mil veces pero si no nos amamos ¿quien lo hará?.

Enamórate de la persona maravillosa que eres, eres único e irrepetible, por mucho que busques no habrá nadie en el mundo que reúna las características y la vida que tu tienes. Acepta tus luces y sombras (lo bueno y lo malo), acepta y permítete enfadarte o estar en desacuerdo con alguien o estar triste, no tienes que fingir o pretender estar bien por agradar a otros. tu felicidad y tranquilidad va siempre por delante.



Para concluir... Permítete ser autentico. Ser autentico no es otra cosa que permitirte ser tu, mas allá de las opiniones ajenas, tu circulo social, la educación, ser correcto o no serlo. Creo que es decir lo que quieras sin miedos a como pueden reaccionar los demás, es lo mas bonito que puedes hacer por ti y por todos, y si a alguien no le gusta no merece estar a tu lado.


¡Ámate!, feliz semana



0 vistas
© 2020 Serafin Marti . Yoga flow . serafmax@hotmail.com